Crianza

El niño como constructor del ser humano

Desde que me embaracé he leído muchas cosas en internet sobre la pedagogía Montessori, pero quise irme directo a la primera fuente y empecé a leer el libro La mente absorbente. Y lo que les quiero compartir primero es la hermosa e interesante concepción que tiene María Montessori del niño y la gran importancia que tiene educar a un niño sin violencia. (más…)

Crianza feliz + Límites

Por fin me leí otro de los libros de Rosa Jové: La crianza feliz. Y les quiero contar un poco sobre él y mis opiniones de los temas que trata la autora. Recomiendo este libro para todas las embarazadas y madres de bebés e incluso de niños pequeños como yo. También para personas que estén en contacto constante con niños pequeños como pediatras, profesores, niñeras, etc. ya que en este libro Rosa Jové nos habla un poco sobre todos los temas que suelen surgir en torno a la crianza y nos llama a quitarnos el estrés y dejar que la naturaleza siga su curso. (más…)

¿Y ahora qué hago? Mi hija es una princesa

Ya saben que ahora está en voga lo de “no eduques princesas”, “no le digas a tu hija que es una princesa” y esos maravillosos consejos que dan algunas y algunos feministas buscando con esto la equidad de género que todos deseamos lograr. Y estoy muy de acuerdo en que hay que educar niñas independientes, que sepan trabajar en equipo, que sepan que pueden lograr todo lo que se propongan y que merecen respeto siempre, que no necesitan a un hombre para ser felices ni para saber que son hermosas o inteligentes.

Sé que la princesa fue el símbolo de la mujer delicada que esperaba a su guapo príncipe para que la rescatara, del enamoramiento a primera vista y el matrimonio sin previo razonamiento. Pero creo que eso ha cambiado mucho, con los mismos cambios sociales. Sé también que los juguetes no tienen sexo, y que las diferencias entre niños y niñas son la mayoría impuestas por nosotros los adultos desde el nacimiento. Pero creo que tampoco hay que hacer todo para que nuestras niñas no sean “niñas” y nuestros niños no sean “niños”. Se trata simplemente de respetar su individualidad, sus gustos, sus intereses y no condicionar nuestro amor y apoyo a que les guste lo que nosotros preferimos. (más…)