Chiles en nogada

Preparar esta deliciosa receta tradicional es más fácil de lo que podría parecer. Este “Día de México” (como le dice Clari), lúcete con tu familia y amigos. Los chiles en nogada es uno de mis platillos mexicanos favoritos, tal vez el primer lugar. Hoy te comparto la receta familiar que hicimos este año. Ha habido algunos cambios que para mí, los han mejorado, así que te prometo que te van a encantar.

Ingredientes:

  • 12 chiles poblanos (grandes y que no estén torcidos)

Para la nogada:

  • 250 g de nueces de castilla
  • 70 g de almendras peladas (puedes usar fileteadas si las encuentras más fácil)
  • 70 g de queso de cabra (medio paquetito. Yo usé Marca Extra Special)
  • 1 y 1/2 latas de leche evaporada (yo usé Carnation reducida en grasa)
  • 1/2 de taza de crema (yo usé Alpura light)
  • 1/4 de taza de vino blanco
  • 4 cucharadas de azúcar blanca o morena o su equivalente de otro endulzante (yo usé 2 cucharadas de stevia con azúcar de la marca Zulka)
  • 1 cucharada de canela molida
  • Sal al gusto (yo le pongo 2 pizcas jaja pero no es muy exacta esa medida)

Para el relleno:

  • Aceite de oliva al gusto
  • 2 dientes de ajo picados
  • 1 cebolla picada
  • 600 g de carne de res molida
  • 300 g de carne de puerco molida
  • 3/4 de taza de pasas
  • 2 manzanas verdes picadas
  • 1/2 taza de piñones (opcional)
  • 1/2 taza de acitrón picado (opcional)
  • 1/2 taza de almendras fileteadas
  • 4 clavos molidos
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 cucharadita de tomillo
  • 1 cucharadita de mejorana
  • 2 hojas de laurel
  • 1 taza de perejil fresco picado
  • 1/2 kg de jitomate picado
  • 1 plátano macho picado
  • Sal al gusto
  • Pimienta al gusto

Para decorar:

  • Hojitas de perejil
  • 2 tazas de semillas de granada aproximadamente (Puedes comprar las granadas y pelarlas o comprar las semillas ya envasadas y listas para usar)

Procedimiento:

1. Para la nogada: Revuelve todo en la licuadora 😀 Reserva para utilizar al final

2. Pon los chiles en un comal o sartén a fuego alto. Los vas a estar volteando conforme se vayan quemando. La piel que no se quema debe cambiar de color a un verde menos brillante.

3. Mientras tanto, en una olla de mínimo 24 cm de diámetro (o sea de mediana a grande) vierte el aceite de oliva y la cebolla picada. Revuelve hasta que acitrone (la cebolla cambie de color a un tono menos brillante y más transparente).

4. Agrega el ajo picado y revuelve un poco sólo para integrar.

5. Añade toda la carne y revuelve bien. Tiene que ir agarrando color (o sea volviéndose cafecita claro).

6. Poco a poco ve agregando los demás ingredientes e integrando todo. Al final agrega el jitomate y el plátano y revuelve hasta que el jitomate cambie su color. Sentirás un aroma delicioso y el picadillo se verá completamente integrado y jugoso (¡pero no aguado eh!). Pruébalo para ver si te late el grado de sal. A veces si no estás acostumbrado a cocinar para varias personas, puede pasar que te falte sal, entonces debes de checarlo porque es un punto importante. (¿Cuándo saber si tiene suficiente sal? Cuando te sepa super rico) Apaga el fuego y deja reposar.

7. Para este momento tus chiles ya deben de estar listos, quemaditos por todos lados. Apaga el fuego y tapas los chiles. Puede ser que los pongas en tuppers o en bolsas de plástico. El chiste es que su mismo vapor facilite que se retire la piel.

8. Después de unos 15-20 minutos, saca los chiles y quítales la piel. No importa si no te queda perfecto, el chiste es quitarle la piel que quedó negra. Yo lo hago en la tarja ayudándome del chorro de agua para que la piel del chile no se me pegue a las manos.

9. Hazle un corte a lo largo a cada chile y quítale todas las semillas y las venitas.

10. Coloca un chile en cada plato y rellénalo con el picadillo. Te recomiendo darle una última mezclada al picadillo antes de comenzar a rellenar para que todo esté igual de rico ya que el juguito concentrado con todos los sabores se va hasta abajo. No seas cod@ porque el picadillo es suficiente para los 12 chiles. Vierte un poco de nogada encima y decora con las semillas de granada y unas hojitas de perejil.

¡LISTO! Espero disfrutes mucho estos ricos chiles con tu familia o amigos. o también los puedes vender 😀 Mi hermana y yo los hicimos como en 2 horas y media más o menos, desde el principio hasta el final y llevándola leve y sin prisas. Así que no se me hace algo tan pesado, no dudes en hacerlos, les encantarán a todos 🙂

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s