Niños rebeldes y obedientes según María Montessori

Tipos de niños según la sociedad

Normalmente, podemos notar que la sociedad divide a los niños en 3 tipos según su personalidad:

  1. Niños cuyas características deben ser corregidas (rebeldía, destruir, pegar, etc)
  2. Niños “buenos” que sirven como modelos (pasivos, hiper obedientes, apegados a mamá, etc)
  3. Niños que son considerados superiores (con gran imaginación, inquietos, etc)

Los niños que entran en los tipos 2 y 3 son presumidos por sus padres, aún cuando a veces les produzcan incomodidad algunas de sus características, como cuando un niño “bueno” tiene muchos miedos o un niño “superior” no se queda quieto.

Tipos de niños según María Montessori

Montessori asegura que en las escuelas que ella manejó, todas estas características -las buenas, las malas y las superiores- desaparecían y entonces sólo existía un tipo de niño. Esto comprueba que la verdadera naturaleza del niño es la constancia en el trabajo, espontaneidad en la elección del trabajo, la disciplina, y el trabajo hecho con serenidad y gozo, lo cual no había sido visto nunca antes.

Es cuando las manos y la mente no están unidas en una actividad inteligente, cuando aparecen estas formas del carácter que se consideran desviadas de la naturaleza del niño. No es necesario que el niño tenga un tutor o mentor que lo guíe, pero sí es necesario darle oportunidades de trabajo.  A este proceso de cambio se le llama normalización.

Estas características desviadas del carácter son provocadas por traumas u obstáculos durante sus primeros años de vida. Puede ser desde un problema genético (el cuál no se puede cambiar) pasando por un alumbramiento traumático para el niño (con falta de oxígeno, apartamiento de su madre, etc), hasta la ayuda innecesaria que les brindamos a los niños, las indicaciones excesivas y los regaños.

Etapas de desarrollo

La vida se desarrolla en diferentes etapas, y en cada una se pueden generar algunos “errores” que provoquen desviaciones.

  1. Concepción. Los genes de los padres y sus buenos o malos hábitos afectan la calidad de información que se utiliza para generar la nueva vida.
  2. Gestación. El ambiente dado por la madre debe ser favorable para que el feto se desarrolle saludablemente.
  3. Nacimiento. El nacimiento debe ser respetado y tratado con cuidado para que no produzca un shock en el bebé que de lugar a regresiones, miedos, etc.
  4. 1 – 3 años. Donde el niño absorbe el ambiente. Si durante estos años el niño se encuentra con obstáculos demasiado grandes, puede desarrollar fobias, timidez, nerviosismo, etc.
  5. 3 – 6 años.  Donde el niño comprende el ambiente por medio del trabajo manual. El momento cuando se desarrolla el carácter de forma más importante.
  6. 6 – 12 años. Cuando se desarrolla la consciencia del bien y el mal y desemboca en la consciencia moral y social.
  7. 12 – 18 años. Cuando comienza el sentido de grupo, honor, patriotismo.

Cada periodo es una base para la siguiente etapa. Por lo que para desarrollarse bien en un periodo, el niño debió haber vivido correctamente el período anterior. Entre mejor estén satisfechas las necesidades de un período, más exitoso será el siguiente. Y entre más cercano de la concepción esté un trauma u obstáculo, el efecto será más grande y difícil (incluso imposible) de revertir.

Para el momento en el que un niño tiene 3 años lo más probable es que ya externe síntomas de una desviación de su carácter producida por obstáculos presentados en la etapa anterior, pero si se corrigen en el período de 3 a 6 años, en el cual el niño busca el perfeccionamiento de sus habilidades, entonces se podrán borrar las desviaciones. Pero según Montessori, si no se corrigen en este período, no sólo se mantendrán, si no que se incrementarán.

Defectos por desviación

María Montessori distingue dos grupos de defectos en el carácter de niños a la edad de 3 años:

  • Defectos de los niños fuertes. Berrinches violentos, enojo, rebelión y agresión. Dos de las características más comunes son la desobediencia y la destrucción. El deseo de posesión, por lo que vemos egoísmo y envidia (expresada de forma activa arrebatando posesiones). Inconstancia, incapacidad de atención, inhabilidad para coordinar los movimientos de sus manos por lo que tiran y rompen cosas, mente desordenada y gran imaginación. Gritan frecuentemente, chillan y hacen ruidos fuertes. Interrumpen y molestan o hasta son crueles con los más débiles y hacia los animales. Con frecuencia también son glotones.
  • Defectos de los niños débiles. Pereza, inercia, llanto. Quieren que la gente haga cosas por ellos, quieren ser entretenidos y se aburren fácilmente. Le temen a todo y se aferran a los adultos. Llegan a mentir (una forma pasiva de defensa) y robar (forma pasiva de tomar posesiones de otros). Pérdida del apetito, miedo a la oscuridad, pesadillas, sueño agitado

Especialmente con los “niños fuertes”, los padres quieren saber qué hacer con ellos. Los regañan, los castigan. Pero generalmente los defectos se vuelven más feroces o se desarrolla el equivalente pasivo del mismo defecto.

Cuando los niños son “débiles” los padres muchas veces se sienten orgullosos de tener niños obedientes y buenos, piensan que son muy sensibles y espirituales.

Pero ambos lados de la moneda, según Montessori, son defectos del carácter, desviaciones que se generan básicamente por dos razones:

  1. La falta de trabajo mental
  2. La falta de actividad espontánea guiada por los impulsos constructores del niño.

¿Y cómo se curan estos defectos? La autora explica que cuando el niño alcanza un estado de concentración y trabajo al rededor de un interés, los defectos desaparecen. “El desordenado se vuelve ordenado, el pasivo se vuelve activo y el alborotador en ayudador. ” Y el hecho de que desaparezcan de esta manera quiere decir que estas características fueron adquiridas, no eran realmente parte de la personalidad única del niño.

Consejos para madres y padres

Para que tu hijo desarrolle correctamente su carácter, María Montessori da directamente a las madres los siguientes consejos:

  1. Darle a tus hijos trabajo y ocupaciones interesantes
  2. No ayudarles innecesariamente
  3. No interrumpirlos cuando han comenzado cualquier acción donde estén desarrollando su inteligencia.
  4. Ternura, severidad o medicinas no sirven. Lo que los niños tienen es inanición mental.

“La voluntad del hombre (niño) no lleva hacia el desorden o la violencia; estas son señales de desviación y sufrimiento. La voluntad en su ambiente natural es una fuerza que nos urge a llevar a cabo acciones consideradas como beneficiosas para nuestra vida. La tarea dada por la naturaleza al niño es el crecimiento, por lo que la voluntad del niño es una fuerza que le impulsa hacia el crecimiento y el desarrollo.”.


Estos capítulos me parecieron muy fuertes. Especialmente los siguientes puntos me produjeron un escozor, que podría significar que la teoría de Montessori no es perfecta, o que me aferro a mis creencias XD:

  1. El hecho de que diga que los niños pequeños no entienden si les hablas y que es únicamente el ambiente rico el que los llena y cambia. Creo que tiene razón en que no porque les digas mil veces las cosas ellos van a cambiar inmediatamente, pero pienso que de todos modos se debe de hacer, aparte de crear el ambiente adecuado y dejarlos trabajar, también se debe de hablar. Tener en cuenta que hasta los 6 años las palabras no son la clave para un buen comportamiento, pero no sé… a mí me ha servido mucho hablarle a mi hija… y creo que el hecho de que sean personas con el mismo valor que tú, provoca que les tengas que explicar las cosas, y pareciera, al menos en este libro, que Montessori relega por completo esta parte. Para mí se complementa una crianza amorosa con una actitud de respeto hacia la naturaleza de trabajo del niño.
  2. En una parte de estos capítulos la autora especifica que la normalización no sirve para todos, sólo para la mayoría. No sirve ni para los genios y santos porque no lo necesitan, ni para los que tienen un problema genético de retraso cognitivo, o psiquiátrico, o que tengan una tendencia innata al mal y que crecerán inevitablemente para convertirse en criminales… ¡Suena super shockeante! Entiendo que lo que quiere decir es que si algo se trae genético, no se puede cambiar. Pero ella asegura o asume que la santidad y el crimen son características innatas… y me cuesta creerlo. Yo pensaría que máximo se generan por factores externos en las primeras etapas después del nacimiento. Montessori dice que sí, la mayoría de los criminales pudieron ser “prevenidos” con la normalización, con el buen desarrollo en cada una de las etapas indicadas arriba, pero que sí hay un mínimo porcentaje que nace así y no hay nada que hacer.
  3. Por último la verdad es que me genera molestia que hable de los niños como desviados y normalizados, que hable de defectos, de niños débiles y fuertes. Lo entiendo porque ella tiene una visión científica del comportamiento del niño. Compara los defectos con el resultado de la normalización, y además aclara que todos los niños (comunes y corrientes como somos la mayoría) tienen la misma naturaleza, que estos defectos NO son su verdadera personalidad, y eso es genial, pero de todos modos me causa un poco de disonancia.

A pesar de estos puntos, creo que el aporte de esta información es súper importante, ya que nos mueve a considerar la verdadera naturaleza del niño para proporcionarle lo que necesita con el fin de desarrollar todo su potencial en cada etapa de su vida.

*La información que comparto está basada en el libro The Absorbent Mind, de María Montessori. La versión que yo tengo es en inglés y la compré en Amazon para Kindle. Tanto yo como otras personas que lo han leído hemos sentido afectado el idioma y el sentido original del libro y quiero pensar que es esa la razón principal de mis disonancias XD.

Anuncios

4 comments

  1. Hola! Lo primero que te iba a consultar era la fuente que habías tomado para esta lectura.
    Hay que considerar que en su desarrollo original María Montessori como médica trabajaba con niños con trastornos mentales. Obviamente sus estudios y desarrollos de fines del siglo XIX deberían verse dentro de ese contexto.
    Las derivaciones a lo que luego fuera considerado como su “método” resultan objeto de múltiples interpretaciones. Como todo aporte, es necesario contextualizarlo. Si uno observa a qué se llama en USA “escuelas Montessori” puede diferir sustancialmente de lo que en Argentina se conocen como sus aportes dentro lo que llamamos los “precursores de la educación inicial”. De hecho aquí en Argentina no son éstos los aportes que tomamos de sus ideas sino otros muy relevantes como el mobiliario adaptado en el jardín; la centralidad del juego; los antecedentes del “juego en rincones”, etc. En este contexto, las ideas que comentaste ni siquiera se han tomado como base para desarrollos didácticos posteriores.
    Si consideráramos sin embargo las afirmaciones que estás consignando, tus observaciones resultarían más que pertinentes y necesarias, pero no creo que encontremos hoy una institución educativa que parta de estas definiciones ni padres o madres que las adopten, afortunadamente, después de tanta agua que ha corrido bajo el puente.
    ¡Un placer siempre leerte!
    Abrazo,
    Débora

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola Débora, gracias por comentar. La información la saqué del libro de María Montessori “La mente absorbente”. Lo voy a agregar al post por cierto :).
      Y sí, de hecho me llamó mucho la atención esto y otras cosas que ella menciona en su libro. La sentí mucho más “estricta” de lo que yo había leído sobre Montessori como pedagogía y en las escuelas, por eso quise compartirlo.
      ¡Saludos!

      Le gusta a 1 persona

  2. Hola!! Antes que nada quiero decirte que apenas descubrí tu sitio y me ha gustado mucho leerte. Yo tengo un preescolar Montessori y además soy mamá así que me encanta encontrarme con mujeres (y ojalá también más hombres) que cuestionen cómo es que estamos formando a los hombres y mujeres del mañana.
    Efectivamente lo que comenta Débora es muy cierto, debemos contextualizar las palabras de María Montessori sobretodo teniendo la referencia de que han pasado algunos varios años desde sus investigaciones y propuestas. Asimismo en la actualidad el método se ha ido actualizando y contextualizando porque de otra forma sería imposible que prosperara (aunque es maravilloso ver cómo es que después de tantos años sus principios son clave en la educación)
    Como conclusión te felicito por tu sitio!!! Muchas gracias por compartir información tan valiosa y real.
    Cory

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s