5 personas que me han dejado ser madre

Cuando iba en la universidad y no tenía idea de que muy pronto iba a convertirme en madre, un compañero de mi generación tuvo una hija. Era parte de mi equipo en una de las clases y recuerdo que me molestaba que no se conectara a la hora en que todos quedábamos. Llegaba más tarde a la reunión en línea disculpándose porque le había tocado bañar/dormir/cuidar o lo que sea a su bebé. Y un día les dije a mis otros compañeros de equipo algo así como “No es mi culpa que tenga un bebé”. Creo que en mi interior pensaba que si él había metido la pata era SU problema y tenía que lograr hacer lo mismo que todos los demás sinhijos. Nunca le pregunté a qué hora le quedaba mejor a él ni siquiera. Obviamente me tragué mis palabras y me arrepiento de no haber podido comprender su situación. Nunca es el momento ideal para tener un bebé, siempre tienes que estudiar, trabajar, empezar un negocio, yo qué sé. Y siempre tus hijos son primero. Y así debe ser, y todos deberíamos hacer comunidad para que padres y madres críen niños felices, atendidos, apegados, contenidos. Pero bueno, eso muchos no lo entendemos hasta que nos toca.

La verdad es que yo he tenido muchísima suerte, mucho apoyo, mucha comprensión. Me he montado en mi macho y he logrado hasta ahora armar mi vida como yo he elegido. (todavía no me queda chula chula pero ahí voy :P) Y eso se lo debo a algunas personas que me han dado chance, que no se han ensañado conmigo, que no han pensado “No es mi culpa que tenga un bebé”. Entonces hoy, a propósito de que ayer fue nuestro día, les quiero dar las gracias a estas personas que si no hubieran actuado como actuaron, yo no hubiera podido elegir ser madre como mi prioridad.

  1. Mis padres, obvio. Gracias mamá porque siempre me ayudas cuando te lo pido, no preguntas, no juzgas. Sólo estás ahí para mí.
  2. Gracias papá porque a pesar de todo nunca me has dejado sola, sé que siempre puedo apoyarme en ti. Sin ustedes y su amor incondicional seguramente mis decisiones de crianza hubieran estado obligadas y no libres como lo han sido hasta ahora.
  3. Mi director de carrera. Gracias por aceptar mi propuesta, por dejarme hacer un despiporre con mis materias, por decirme que sí. No sé si fue bueno para mi carrera profesional jaja, pero fue excelente para mi plan de vida.
  4. La directora de becas de mi universidad. En la uni debías de llevar carga completa de materias para mantener la beca por promedio. Yo tenía mucho temor de que me dijeran que tenía que seguir así, porque eso significaba que iba a tener que dejar a mi hija de 3 meses por muchísimas horas a la semana o que iba a tener que saltarme un semestre. Gracias a ti que no dijiste “no es mi culpa” pude decidir lo que yo pensaba que era mejor para mí y para mi bebé.
  5. Mi jefe. Cuando cumplí un año en la empresa pedí trabajar desde mi casa. A ti no te gustó pero te adaptaste, no sé si piensas que soy floja o que exagero, pero nunca he sentido que soy menos por ser mamá, que no te guste que salga corriendo cuando acaba mi turno. Me has dejado armar mi vida y eso creo que pocas personas lo hacen.

Mi mamá una vez me dijo que por un momento pensó que no iba a terminar la universidad, mis amigas mamás me dicen que les gustaría un trabajo como el que yo tengo, y otras me preguntan si mi hija me deja trabajar, que cómo me da tiempo, o cómo puedo estar con ella todo el día. Creo que tengo claro lo que quiero para mi hija y para mí como madre, que es el trabajo más importante para mí, y en eso me enfoco. Sacrifico muchas cosas que otras personas tienen, aprovecho las pequeñas y grandes oportunidades que me da la vida y no me rindo antes de que me digan que no. Aunque sea lo intento. Creo que soy bastante necia y un poco rara, incluso para otras mamás XD, porque no acepto hacer lo que todos hacen. Y eso tal vez puede ser difícil para los que me rodean… si yo hubiera estado en el lugar de mi ex compañero de la uni seguramente hubiera actuado igual, o incluso tan mamá que la Yo del pasado habría deseado sacarme del equipo XD. Pero gracias a un pequeño error en la ley del karma me he topado con personas que no son como yo era y he podido tomar decisiones que se acercan más a lo libre, a la conciliación como yo la entiendo. Así que GRACIAS por poner tu granito de arena para un país donde exista la conciliación y un mundo con crianzas, así en plural, cada vez más libres. Obvio todavía nos falta mucho, pero con menos personas sin prejuicios y más mamás y papás que alcen la voz tal vez ese panorama no sea completamente imposible.

Espero que todas las mamás que me leen hayan pasado un excelente día ayer, lo que sea que eso signifique para ustedes :). Yo la pasé normal, con poco tiempo para mí y regañando un poco al final del día jaja pero en compañía de mi mami y mi hija, que por cierto me dio varios regalos improvisados hermosos. Si querías tiempo para ti sola, espero lo hayas pedido y si querías pasarlo con tus hijos, espero lo hayas pasado  tranquila y si fuiste como yo que acabaste comprándole a tu hija un globo de “Feliz día mamá”, espero haya valido su precio XD.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s