Experimentos para pequeños científicos

Hace varios meses (creo que casi un año) compré en Catarina Marina un libro hermoso llamado 365 experimentos para pequeños científicos. Empecé con un par en ese tiempo mi hija estaba demasiado pequeña y aunque le gustaba hacer experimentos conmigo y se entretenía, su capacidad de concentración era mucho menor y además no se sorprendía tanto de las cosas, supongo que para ella todo era posible y nuevo así que no había diferencia. Entonces lo dejé hasta ahora que tiene 3 años 2 meses, y creo que es la edad mínima en la que puede ser útil este libro, que en verdad me parece muy bueno.

Creo que los experimentos se pueden hacer desde esta edad, pero obvio las explicaciones sobre moléculas y todo eso pues es muy muy probable que no lo entiendan hasta… no sé, los 8 años? jaja ni idea, además algunos experimentos requieren pasos más complejos, así que sí requieren un poco más de concentración y cooperación del niño, pero también hay cosas súper sencillas y atractivas para niños pequeños. A mí me gusta que mi hija vaya viendo cómo funciona el mundo y aparte a ella le han encantado los experimentos, especialmente los que generan alguna reacción o donde hay cosas que mezclar.

Por ejemplo el último que hicimos fue el de la reacción que genera el bicarbonato de sodio. Un día hicimos un experimento que no viene en este libro, que encontramos en otro de El Autobus Mágico dentro de un pastel, donde combinas bicarbonato y vinagre y agregas, según ellos, cacahuates y entonces los cacahuates flotan a la superficie porque las burbujas los empujan y cuando las burbujas salen entonces los cacahuates vuelven a bajar.

A nosotros no nos funcionó con cacahuates, eran demasiado pesados. Pero entonces utilizamos perlas comestibles de esas que se usan para decorar pasteles y cupcakes. Esas si subían y bajaban, subían y bajaban. Y mi hija entretenidísima echándole más vinagre y más bicarbonato. El plus que tienen las perlas comestibles son, claro ¡los brillitos! XD Los brillitos se separan de la perla y entonces la diamantina también sube y baja.}

Un par de días después usamos este libro de experimentos e hicimos otras variantes. Le pusimos colorante a la mezcla y probamos con agua caliente y fría en vez de vinagre. Y otra mezcla con vinagre y jabón para trastes, que atrapa las burbujas de dióxido de carbono y se hace más espuma y ya no se deshace como normalmente sucede.

experimento6

Ahora la peque trae su muletilla de “a ver, ¿Qué pasa si…?” y hace sus propios “experimentos”. Me encanta. Y me encanta el libro porque creo que le vamos a sacar mucho partido por mucho tiempo.



Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s