Quería parto y nació por cesárea. Parte 1

Pues hoy les voy a contar sobre mi parto, que fue ya hace algunos ayeres, pero del que aún recuerdo varias cosas que me gustaría compartir con las futuras mamás y las mamás que hayan pasado por una experiencia similar.

Durante mi embarazo yo deseaba muchísimo tener un parto natural, pero tenía dudas de que pudiera tenerlo, ya que mi mamá tuvo puras cesáreas y tengo un cuerpo similar al de ella. Fui a mi curso psicoprofiláctico, leí y me informé muchísimo. Según yo ya estaba preparada. No quería episiotomía, ni anestesia.

Me hicieron la radiografía esa para saber si cabe el bebé por el canal de parto. El númerito que sale debe ser mínimo 1, yo tenía 0.9 y mi ginecólogo dijo que aún podíamos seguir con la idea de parto natural.

Un jueves en la mañana me despierto con cólicos fuertes… eran unos cólicos como de menstruación pero profuuundos, aunque soportables. Me levanté y se me quitaron. Como a las 4 de la tarde fui a dejar un pedido y cuando regresaba en el taxi me volvieron otra vez. Recuerdo que le mentaba la madre al taxista en mi mente porque cada movimiento del coche me incomodaba.

Fueron subiendo las contracciones, como a las 5 le hablé a mi ginecólogo y me dijo que siguiera monitoreando, me relajara, comiera bien pero ligero, etc. Fui al baño un par de veces (el cuerpo evacúa naturalmente), la verdad era súper incómodo porque hacer del baño y tener contracciones al mismo tiempo no está nada chido, pero bueno el cuerpo sabe lo que hace. Me di un baño, mi esposo y yo hicimos una pasta y nos la empacamos (y qué bueno porque creo que no volví a comer hasta 24 horas después) y nos pusimos a ver Friends, ¡obvio! . Como a las 9 de la noche según me fui a dormir a la cama, ¡y nada! que cuando estás acostada la contracciones se sienten mucho más, así que fue imposible.

parto08

Friends, presente en los mejores momentos. Noten mis bolsas de dátiles en la mesa, me volví adicta a ellos.

Como a las 11 fue que le hablé a mi doctor de nuevo y me dijo que fuera al consultorio para checarme. Todo soportable aún. Regresamos a la casa. Los dolores se fueron haciendo cada vez más cañones, saqué la famosa pelota de pilates que tenía, y sí se las recomiendo. Me senté un rato y mi esposo me agarraba de las manos, parado tras de mí. Luego estábamos ya tan cansados que nos sentamos en el sofá y me acuerdo que entre cada contracción mi cuerpo se quería rendir al sueño, pero la siguiente contracción me despertaba. Jajaja, ¡era una tortura! En la madrugada fuimos otra vez al consultorio, y todavía nos dijo que regresáramos en unas horas.

parto02

11:00 pm llamada al médico

parto19

3:30 am ¡Ya vámonos! (aunque ahí todavía podía sonreir)

Como a las 6 de la mañana fuimos de nuevo y yo ya no podía ni caminar del dolor. El médico se sorprendió porque al medir mis contracciones se dio cuenta de que su intensidad era bastante elevada y había dilatado a muy buen ritmo. Me recordaba respirar profundo porque la velocidad de los latidos de mi bebé estaba en el límite y había que ayudar a oxigenarlo adecuadamente. En este momento tenía 6 cm de dilatación. Nos dijo que era hora de ir al hospital. ¡El viaje en coche más lleno de adrenalina! Lo bueno que aún era temprano y no había tráfico. Mi esposo manejaba y yo le pedía que fuera lento, que no aguantaba el brincoteo del coche, recuerdo que cuando llegaban las contracciones le  decía de plano que se parara… y el decía “pero cómo me voy a parar aquí? dónde?” y yo “NO SÉ” PÁRATE!” jajaja…

Aunque al final no haya salido como yo quería, la verdad me da mucho gusto y orgullo haber pasado por todo este proceso, y por esta razón se los comparto. Además creo que el parto debería ser algo mucho más transparente y conocido por todos. La próxima semana les contaré lo que pasó cuando por fin llegamos al hospital, y cómo el final de mi cesárea fue más perfecto de lo que yo hubiera imaginado. Cada trabajo de parto es diferente, hay desde mujeres que dicen haber sentido “unos dolorcitos” hasta mujeres como yo que fueron sorprendidas por la intensidad de la experiencia,  unas que tienen cesáreas programadas y otras que dan a luz en sus casas con una partera o solas, hay unos relativamente rápidos y otros de muchísimas horas. ¿Cómo fue el tuyo? ¿Cómo te gustaría que fuera o que hubiera sido?

 

Anuncios

7 comments

  1. Me ha chocado tantísimo eso de la radiografía para ver si eres capaz de dar a luz vaginalmente…de que país eres? ? Todas las mujeres somos capaces,el canal de parto se adecua en el momento del mismo.Obviamente esto es violencia obstetrica!!

    Le gusta a 1 persona

    1. Así es, soy de México. Creo que aquí muchos médicos están en pañales aún en ese aspecto aún cuando son preparados todavia le tienen miedo al cuerpo de la mujer y al proceso natural, y yo no tenia la seguridad suficiente. Pero bueno poco a poco hacemos consciencia de esto y vamos cambiando paradigmas. En efecto habría muchas cosas que cambiaría si me embarazara otra vez. Tú de donde eres?

      Me gusta

  2. Guau! yo no llegué a sentir las contracciones dolorosas, aunque hubiese sido uan experiencia por la que hubiese querido pasar… pero en fin, mi nña nació todo lo sana que puede nacer una bebé de 34 semanas y eso es lo importante!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s