Por favor y gracias

Algo super típico es la mamá preguntándole a su hijo “¿cómo se dice?” como 5 veces para que el niño diga “por favor” o “gracias”. Yo nunca quise hacerlo pero de repente veía a otras mamás que sí y que sus hijos decían “gracias” desde muy chiquitos. Mi hija hasta ahorita está diciendo “por favor”, “gracias” e incluso “no, gracias”. Pero lo mejor es que lo hizo ella solita sin que yo se lo exigiera, lo único que yo he hecho es:

  • Decir por favor y gracias cuando le pido algo o me ayuda en algo que le pido.
  • Cuando alguien le da algo, cuando era más chiquita yo contestaba “gracias”, y después cuando empezó a hablar le digo “di: gracias”, pero si no lo dice no se lo sigo pidiendo, sólo es para que sepa que en esas situaciones se dice “gracias”

Desde antes ya me pedía cosas con tono de “por favor” pero no decía la palabra, y hace como un mes en una de esas le comenté que se decía “por favor” al pedir algo y de inmediato empezó a repetir la palabra. Entonces es hasta ahora que la vi interesada en estas palabras que ya se lo remarco un poco más para que se acuerde y las utilice. Ahora cuando me pide algo como los bebés lo piden, más como una orden que como una petición, le digo “por favor”. Y de inmediato cambia el tono y toda linda me dice “favó”.

63029659

Con su sonrisita Clarissa es más convincente que el gato con botas

La razón por la que no se lo exigía antes es porque si realmente los niños no saben lo que significa, no tiene sentido si lo dice o no. Se dice “gracias” para comunicar gratitud y “por favor” para comunicar que la otra persona no tiene la obligación de hacer lo que le pides. No creo en los buenos modales sin justificación, la automatización no me parece educación genuina.

Ahora que ella se muestra interesada en estas dos palabras que los adultos repetimos tanto (espero) pero que no tienen un significado tangible, entonces ya se las presento como palabras que se deben de utilizar según las reglas sociales. Por algo se llaman palabras mágicas, porque con ellas se consigue más, aunque ese no sea el significado real. Los niños se dan cuenta que cuando dicen por favor y gracias cosas distintas suceden y eso me parece muy importante: que ellos aprendan no sólo a decir palabras si no a utilizarlas como lo que son: herramientas poderosísimas.

La otra vez que le ofrecí algo de comer y me dijo súper claro “no, gracias” pues ni hablar, su respuesta estaba definida. Ni modo que le esté insiste e insiste. Cuando un bebé te dice sólo “no” hasta parece que lo dicen como maquinitas, pero para que diga “no, gracias” de manera natural, no sé pero me parece que hay un proceso más largo de decisión. Y entonces ella va aprendiendo que un “no, gracias” tiene más poder que un “no” en algunas situaciones.

A Clari le encanta untarse crema, y siempre me pide más y más, y la otra vez me agarró diciéndome “más ema, ¿favoo?” y nos quedamos como media hora jugando con crema. Y está chido por que pedido de buena manera la situación es más amena.

Ando muy orgullosa de ella, que ahorita está en el proceso de experimentación: Qué pasa cuando lo digo y cuando no lo digo, en qué momentos sirve y cuáles no. Ahora sí, la única desventaja es eso, que ahorita sabe para qué usar estas palabras pero no el por qué, y esto se traduce en: “¡¡¡Peppa sí, favoooó!!!”. Esto de los buenos modales me va a matar… empezando por el por favor gritado a todo pulmón y terminando muy probablemente por el “por favor, por favor, por favor” infinito que se ve en mi futuro… Ya lo espero :3

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s