Matrimonio. Secreto de Estado

Espero que todo el mundo sepa ya este tip para un matrimonio exitoso: no compartir información con personas externas a la relación, ni mucho menos hablar mal de tu pareja.

Aunque por otro lado, siempre les dicen a las mujeres frases como “rompe el silencio”, “no tengas miedo de decir lo que te está pasando”. Osea que… “Cállate hasta que realmente esté muy mal todo, porque si tú te estás quejando de una nimiedad y piensas que eso es motivo de divorcio, te ves mal, y tus hijos también. Así que piénsalo dos veces.”

a-foto-1No digo que todos debamos decir todo lo que nos pasa porque a fin de cuentas un matrimonio es algo que se debe de cuidar a capa y espada y cualquier información que des puede ser utilizada en su contra después. De hecho tengo la firme creencia de que antes de casarte formas parte de un ritual en donde te lavan el cerebro para que no reveles ningún tipo de información que le pueda servir a alguien realmente: para preservar la institución del matrimonio. Y claro después no recuerdas nada. O sino ¿cómo explicarías que en serio, nadie habla de su matrimonio? Nadie dice nada realmente importante, sólo cosas en facebook sobre su esposo que le hizo el desayuno o que su esposa es la mejor mamá (y una foto de ella con el bebé), o pláticas entre señoras bromeando sobre cómo los hombres no entienden nada… y bueno quién sabe qué dirán los hombres casados entre ellos. Y claro, los blogs de esposas cristianas diciendo cómo hacer todo perfecto como ellas, que declaran con humildad no ser perfectas y no tener un esposo perfecto, pero de alguna forma es casi imposible aplicar sus consejos a la vida de nosotras las simples mortales, parece que les falta una nota al pie como “no intente esto en casa si no… y un montón de especificaciones que no tienes”. O los reveladores artículos de personas divorciadas hace varios años donde se confiesan por todas las cosas que hicieron mal y que harán mejor en su siguiente intento. Y por último y no menos importantes las íntimas pláticas con alguna amiga mayor con un matrimonio modelo después de, opción a: 20 años de esperar a que su esposo reaccionara, o b: un primer matrimonio fallido cuando era jóven e incauta.

Hablando en serio, si te casas, eres tu y tu pareja. Nadie más sabe qué es lo que les puede funcionar. Si cada persona es un mundo, cada matrimonio es un universo distinto. Por eso nadie dice nada. Así que no esperes encontrar la respuesta en alguien externo: sólo tú sabes lo que hay que hacer y cómo. Al fin y al cabo cada quien habla como le va en la feria, y no todas las ferias tienen la misma calidad. Las personas que te aman mucho intentarán resumirte sus aprendizajes en uno o dos consejos que también estaré compartiendo más adelante, pero la verdad es que “faltan datos en el planteamiento del problema”.

Una amiga me contó que un día les preguntó a sus papás (con más de 25 años de casados) cómo le hacían para no tener problemas de peleas y reclamos, ¿por qué vivían tan pacíficamente cuando otros matrimonios no? ¿cuál era el secreto? (ojitos brillosos como viendo el anillo de Sauron). Y quién sabe cómo su papá empezó a recordar conflictos del pasado, y se empezaron a calentar. Y que cuando se querían divorciar y que cuando ella lo dejó afuera por llegar tarde. Y de pronto su papá ya estaba enojado y su mamá llorando. Entonces él le dijo un poco avergonzado algo así como: “mejor es no preguntar”.

matrimonio-conghan-foto-casados-88-ac3b1os-despuc3a9s

Cuando yo iba a cumplir un año de casada estaba platicando con mis papás y mis suegros y salió el tema del aniversario a colación. Y yo dije “dicen que el primer año es el más difícil”. Silencio. Caras de complicidad entre ellos, que yo pienso que significaban “¿qué le decimos, la verdad o la mentira? ¿mi verdad será la suya?”. Luego bromearon y uno dijo que no, que después era cuando venían los buenos catres. Y todos rieron. Yo no reí.

Así que en los próximos días estaré escribiendo algunos posts sobre cómo viví y vivo aún el matrimonio, o esa relación casi indestructible con ese hombre que conocí hace más de la tercera parte de mi vida. Quizá para muchos no será como descubrir el eslabón perdido y tal vez otros consideren que me falta experiencia pero, rompiendo todo pacto que haya hecho en aquel ritual pre-matrimonial, espero que a alguien le sirva.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s